Gráfico de control estadístico

Una gráfica de control contiene una línea central que corresponde al promedio en que se desarrolla el proceso y dos límites (superior e inferior) que se calculan a partir de un conjunto de datos del mismo proceso.

 

Los valores que caen fuera de esos límites se interpretan como indicaciones de una variación excesiva o inestabilidad en el proceso. No deben ser confundidos con los límites de especificación, los cuales fueron escogidos por el cliente o la ingeniería para cumplir un objetivo.

 

SuperCEP cuenta con una serie de gráficos de control, que se dividen en dos grandes grupos:

SuperCEP cuenta además con otros gráficos secuenciales que sirven también para monitorear y dar seguimiento a los procesos: