Gráfico arcoiris

Es una herramienta muy práctica para el control del proceso en línea. Es especialmente efectiva y se recomienda para controlar procesos en los que los montajes frecuentes, ajustes y cambios de herramental son comunes.

 

Las características más atractivas de estas gráficas, en comparación con las X-R, son los pequeños tamaños de subgrupo permitidos (comúnmente 2 mediciones cada 30 minutos o menos) y el hecho de que no se requiere efectuar cálculos. Esto les permite a los operadores y personal de montaje usarlas de manera efectiva con poco entrenamiento.

 

Además de lo anterior, el gráfico arcoiris tiene la ventaja de que las muestras se grafican directamente contra los límites de especificación en vez de límites de control como es el caso con las gráficas de control tipo X-R.